Cine en Línea

Archivos de la categoría ‘erótica’

Belle de Jour / Bella de Día

Publicado por Guillermo en junio 3, 2008

“Belle de Jour” es una coproducción franco italiana del año 1967, dirigida por Luis Buñuel, que narra un melodrama con incursiones surrealistas, y que fuese ganadora del León de Venecia, premio a la mejor película del festival de igual nombre. Se basa en la novela de igual nombre de Joseph Kessel, profundamente modificada.

Calificación: 5 celuloides

5 celuloides

cartel promocional frances belle de jourResumen

Una mujer de clase alta y con un bello marido se rehúsa a mantener con él intimidad sexual. Sin embargo, fantasea escenas sadomasoquistas. De forma casual conseguirá la dirección de un burdel parisino, y allí llegará, consiguiendo en él una plaza como trabajadora sexual.

Pasarán por su vida diferentes personajes, hasta que un joven delincuente quede prendado de ella. En esos momentos, un conocido de su pareja, que comparte con ella y su esposo los lujosos ambientes y relaciones, descubrirá su doble vida. Ella abandonará el prostíbulo, pero su amante delincuente creerá que es a él a quién deja. Éste la hará seguir, y al no conseguir de ella lo que pretende, baleará al marido, siendo luego muerto en la fuga.

El marido quedará inválido y ella lo atenderá dulcemente. Finalmente ese amigo de vida disoluta que descubriese su conducta oculta le revela al hombre la realidad que se le oculta.

Todo salpicado de ensoñaciones y fantasías, que no siempre se disciernen convencionalmente.

Comentario

Una película que reviste tanto interés puede ser comentada a partir de muy diferentes enfoques. Cuando además es intención del realizador -intención expresamente revelada en entrevistas- que no exista una lectura oficial de ella, más aún.

Así las cosas, hacer este comentario sobre la que es una de mis películas favoritas no parece sencillo.

Comencemos pues por decir que se trata de la primera película de lo que habitualmente se refiere como el “período francés” de la obra de Luis Buñuel. En él no sólo se opera un cambio en la lengua en que son filmadas varias películas y en los recursos técnicos puestos a su alcance. Además el realizador optará por una serie de cambios que atienen a las formas de la narración cinematográfica y a el uso de elementos del lenguaje cinematográfico propiamente dicho.

En cuanto a la narración, ésta tiende a hacerse imprecisa. Todo lo dicho es dicho es afirmado en un plano igual, dependiendo de la interpretación que el público hace de la realidad, que lo visto en pantalla se interprete como realidad, sueño, ensueño, o fantasía. Hasta este momento, en las películas de Buñuel se diferenciaba un período inicial, el que incluiría a “Un Chien Andalou”, “L’Age D’Or” y “Las Hurdes” en el que lo mostrado es conmovedoramente real/irreal. Es el rostro de lo que la realidad de lo inconsciente proyecta, o es la realidad documentalizada que se muestra desafiante a cualquier fantasía del horror. En el “período mexicano” se recoge esta última apreciación de la realidad, que se va conjugando con pasajes imaginarios, y oníricos, en un señalamiento en el que se privilegia la oposición entre ambas como forma de marcar su dialéctica. En esta etapa, los bordes entre ambos espacios -el real y el imaginario- se difuminan, exigiendo al espectador la tarea de demarcar los contenidos.

De algún modo esto permite un cine de superficies más sedosas, cosa que se traslada al uso de menos elementos chocantes en la imagen -no más ojos cortados, no más cadáveres putrefactos, no más cuerpos olvidados en la basura, no más referencia salvaje a la religión. Pero esta superficie sedosa, al recubrir contenidos voluntariamente unidos más desiguales, obliga al espectador a la tarea de discernir ensueño y vigilia. Y por cierto, esta tarea no siempre resulta complaciente.

Para el caso de esta película podemos decir que la misma transcurre como si fuese un melodrama erótico, cuyo guión perfectamente pudo haber sido utilizado para una película de la Coca Sarli. ¡Incluso algunos diálogos!. Sin embargo, esto lo que hace es convalidar uno de los aspectos de la oposición que late bajo la tela: el mundo real es un mundo en el que nada es tan real como pudiese parecer.

Así, la protagonista virtuosa, resulta ser una prostituta; la madama que la intenta besar al conocerla, rechaza luego el beso; la amiga con un corte de pelo muy semejante al de la colega en la antigua profesión, el remesero rehuye al transeúnte de aspecto rufianesco para ir al ascensor del rufián de aspecto respetable.

La sociedad burguesa, y la sociedad que la burguesía produce para ser satisfecha -incluyendo los espacios del delito que en definitiva ahí están para permitir al burgués saciar sus deseos- se muestran de un lado de la tela, del lado suave. La tela sin embargo oculta otras tramas.

Los sueños de Severine, las ensoñaciones, los recuerdos, todo ello indistintamente presentado de forma que no sepamos si es real o fantaseado, muestran como esa sociedad reclama ser completada. El acto de violencia que importa la instauración de su régimen, se traslada por debajo de la fachada casta y severa, para implicar un acto de afirmación del yo, que no puede darse como afirmación liberadora, sino que necesita hacerlo como negación esclavizante.

Así Belle de Jour será sometida, y ese sometimiento será precisamente su triunfo. Triunfo que se constituye en su acceso al mundo de los toscos enriquecidos, de los asiáticos incomprensibles, de los necrófilos, y de los rufianes. Mientras que sus colegas viven su tarea como una forma de ganar sus sustento, la burguesa halla en ella sólo una forma de satisfacer su fantasía, en la negación de su vida, sin perderla.

Nuestro amo juega al esclavo, dirían los Redondos de Ricota.

Por eso cuando la trama de la tela es cortada y las caras opuestas de un sólo mundo que es se ven las caras, la respuesta se hace imposible. Hay dos personajes instalados como los portadores de un mundo hacia el otro, en otro juego de antagónica dialéctica.

De un lado Michelle Piccoli, el amigo burgués quién no se deja engañar por la convencionalidad superficial de la vida sexual de su clase; del otro Pierre Clémenti, el amante que niega le sea escatimada la totalidad de la mujer que ama.

Belle de Jour huirá del prostíbulo por temor al primero, pero será interpretado por su jefa y sus compañeras como una huída del segundo. Éste también creerá que huye de él, y finalmente dejará inválido al marido, para ser luego muerto. De igual modo que el bandolerismo puede herir a la burguesía, pero nunca acabar con ella.

Siendo la burguesía la clase imperante, corresponderá a Michel Piccoli ser quién finalmente exprese la unión de los mundos exponiendo al marido paralítico, la realidad de su casta mujer. Sin embargo, al no ser un agente de liberación, sino sólo la expresión individual de alguien que puede ver lo que realmente ocurre en los dos mundos, su vos llegará solo a un hombre aislado de la realidad, incapaz de actuar sobre ella, de verla o de decir siquiera si ha oído.

Sólo el gesto de su mano, como intentado aferrar algo que ahí no está, pareciendo indicar que todo se desenvuelve aún como en un mundo fantasma.

Por eso al final, Catherine Deneuve, Belle de Jour, puede seguir sonriendo en la bella sala, y fantasear con una charla amable con su esposo, y abandonando la fantasía en la que era sometida, fantasear con el poder que ahora tiene sobre aquél que fue antes su esposo en un matrimonio que nunca se ha consumado.

La película está llena de detalles, de pequeñas cosas que en una escena y otra van armando este cuadro, y para tratarlos todos sería por cierto necesario un pequeño libro. Permítaseme señalar simplemente la escena en que el marido, Jean Sorel, fuma un cigarrillo apagado. Y no es un error de la película.

Por lo demás vale decir que recomiendo muy especialmente observar los encuadres, el cuidado por los planos de detalle, los movimientos de la cámara. Todo tiene mucho que decir.

Esta película es un clásico.

Imágenes

Belle de Jour 01

Belle de Jour 02

Belle de Jour 03

Belle de Jour 04

Belle de Jour 05

Belle de Jour 06

Belle de Jour 07

Belle de Jour 067

Belle de Jour 09

Belle de Jour 10

Belle de Jour 11

Belle de Jour 12

Belle de Jour 13

Belle de Jour 14

Belle de Jour 15

Belle de Jour 16

Belle de Jour 17

Belle de Jour 18

Belle de Jour 19

Belle de Jour 20

Belle de Jour 21

Belle de Jour 22

Enlaces

http://www.imdb.com/title/tt0061395/ para ver detalles de la película en IMDB (en inglés)

http://es.wikipedia.org/wiki/Belle_de_Jour artículo de la Wikipedia de habla castellana sobre la película

http://es.wikipedia.org/wiki/Luis_Bu%C3%B1uel artículo sobre Luis Buñuel en la misma Wikipedia

http://www.luisbunuel.org sitio oficial sobre Luis Buñuel, el más grande director de todos los tiempos

Para verla

Bajé mediante el E-mule (programa de intercambio de archivos P2P que puedes conseguir haciendo clic aquí) una versión con excelente calidad de imagen y sonido. Tiene una pista en castellano y otra en francés.

Publicado en erótica, melodrama, surrealismo | Etiquetado: , , , , , , , | 8 Comments »

 
Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.