Cine en Línea

Cuentos de las Tierras del Sur / Southland Tales

Posted by Guillermo en mayo 17, 2008

“Southland Tales” es una película estadounidense de ciencia ficción, ubicada en el año 2008, dirigida por Richard Kelly y estrenada en el año 2006. Se presentó consiguiendo malos resultados en el Festival de Cannes, y luego su montaje y duración fueron alterados para su distribución, restándose un cuarto de hora a la misma. Sin que el resultado mejorase.

Calificación: un celuloide

un celuloide

southland tales cartel promocionalResumen

Se comienza con una película casera de un cumpleaños que es interrumpido por bombas atómicas. Luego una presentación en la que una estética propia de juegos de pc en red, o de páginas web alterna con dibujos y un relato en off. En ellos se nos informa de la extensión del Patriot Act hasta la constitución de los EUNA en un estado policial, especialmente a partir de la generalización de las guerras, la leva forzosa, y la instauración de un organismo central de identificación, que funge de Gran Hermano -en sentido orwelliano, por favor.

Luego la película deambula entre diversos personajes. Una actriz porno que se relaciona con el amnésico marido de la hija de un político prominente casado con la “Ama” del sistema de control, un guardia costero y veterano del medio oriente, que es amigo de un policía que también aparece como un terrorista -en realidad pare que fueran gemelos, pero terminará resultando que son la misma persona-, ése personaje, que devendrá en mesías, diversos supuestos “terroristas” de algo llamado “neomarxismo”, un científico que ha inventado la energía que permite sustituír al petróleo, etcétera.

Y de tanto deambular entre tanto personaje, la película se pierde, hasta llegar a lo que debiera de ser un climax… y el Apocalipsis.

Comentario

Se llama “distopía” a la presentación de un supuesto mundo que es tan horroroso, que lo identificamos como lo opuesto a la topía, lugar imaginario y deseable. El cine de distopías, normalmente en la ciencia ficción, tiene la cualidad de florecer en tiempos de crisis, cuando los realizadores imaginan y proyectan sus terrores.

Por eso las alusiones orwellianas anteriores no son simplemente descriptivas. Orwell escribe 1984 preocupado por la marcha de un mundo que se proyectaba hacia las guerras y el ascenso del fascismo. Ahora en el siglo XXI el director de esta película, según se dice, escribió el libreto de la misma -o su primer versión- apenas unos días después del acontecimiento de las Torres Gemelas. El 2008 era un futuro próximo, distópicamente presentado.

Ahora estamos en el 2008.

Y así como los dones proféticos no acompañaron al director -por suerte-, tampoco lo acompañaron esta vez las musas. Lamentablemente.

La película naufraga en la confusión. Toda obra de ficción ha de referir convencionalmente a cosas para producir una ilusión de realidad. Al menos para que tomemos como reales cosas que sabemos no lo son, mientras la obra dure, haciéndonosla verosímil. De eso ya hablaba Aristóteles hace dos milenios y medio. Ahora bien, en esta película, nada tiene asidero.

Las alusiones icónicas, narrativas y onomásticas al marxismo -el científico del Karma fluído es von Westphalen de apellido y el club en que se encuentran al final lleva justamente el nombre de la esposa de Karl Marx, Jenny von Westphalen- nos servirá cómo guía para indicar esto. Si uno alude a una realidad política mediante su nombre o la imagen de uno de sus fundadores, o mediantes nombres que lo evoquen, se espera una cierta coherencia entre lo evocado y lo que vemos en pantalla. Pero los “neomarxistas” no van más allá de bandas histéricas de raptores o chantajistas sin ningún atisbo ideológico. Más cerca de grupos anarco punks, que de grupos marxistas -y comparar los personajes de la historia con anarco punks, soy consciente, es ofensivo para los verdadero anarco punks- estas desubicaciones se reiteran, en un contexto en el que el referente no se halla con el referido.

Más aún, los referidos empiezan a aparecer sin que exista formas de vincularlos entre sí.Personajes, situaciones no se suman en una trama, simplemente se amontonan.

¿Cómo se llega a esto? Yo diría que por muchas vías.

Lo peor de todo es posiblemente elegir para actuar un rol protagónico a alguien que no tiene en esta película ninguna disposición para actuar. Un elenco encabezado por un luchador de lucha libre, diversos idolos juveniles, y cosas así pueden llevar a atraer público. Pero garantizan que ese elenco no conseguirá transmitir una sensación de verosimilitud de los dichos que profieren.

En ese entorno, Sara Michael Gellar -Buffy la Cazavampiros-, como pornoestar y Nora Dunn consiguen apenas distanciarse del desastre. Y es grato ver a Kevin Smith disfrazado de viejo sin piernas pero con una larga barba como para irse a tocar en ZZ Top. Bai Ling resulta un aderezo innecesario y Miranda Richardson un desperdicio inexplicable -y miren que es una acrtriz que me encanta.

Pero si los actores en general o son malos, o están tan perdidos que parecen malos, ello se debe en buena parte de que el libreto es malísimo. Y atención: digo que el libreto es malísimo en atención a que el argumento me parece muy interesante. Así pues hemos hallado la falla crucial que desmadra el conjunto: a partir de una concepción interesante, el libreto lamentable y la actuación deficiente definen el desastre que es la película.

En su defensa se ha arguído que la concepción de Richard Kelly era no la de una película, sino la de una obra multimedia en la que tras un conjuto de libros de cómics, se habría de llegar a ver la película. Bueno… aún así, lo que se conseguiría es que uno entendiese de qué vienen personajes descolgados como el de Christopher Lambert, por ejemplo, pero no creo que lo malo de la película menguase por una mejor intelección en base a tal lectura previa. En cualquier caso, si ese fuese el caso, la introducción, no hubiese de haber sido tal cómo es, sino un simple mensaje de “Si no leyó los comics, entonces ver la película está fuera de orden”.

Y esto me lleva a hablar de las pocas cosas interesantes de la película.

Para empezar la introducción apela a un estilo visual directamente tomado de la estética de los juegos en red de PC y de algunos sitios web. Esto está muy bien. También está muy bien -morí de risa- una publicidad falsa en la que una 4×4 fornica con otra. Y lo mejor de la película, Rebekah del Río cantando un interesante arreglo del Himno Nacional estadounidense.

Pero con tan poco a favor… no vale la pena el esfuerzo.

En cualquier caso, si la editan de nuevo, -el director promete estar en otro momento dispuesto a hacer un montaje definitivo, ahora que los costos se cubrieron-, decía, si la editan de nuevo, la volveré a ver.Como dije, el argumento es interesante, lástima que todo lo demás sobre.

Imagen

southland tales rebekah del rio

Enlaces

http://www.imdb.com/title/tt0405336/ para ver detalles de la película en Imdb (en inglés)

http://en.wikipedia.org/wiki/Southland_Tales por información de la película en Wikipedia, en su versión de habla inglesa ya que a la fecha de armar este artículo no hay aún un archivo en castellano al respecto

http://www.southlandtales.com/ es el sitio oficial de la película

Para verla

http://en.cinemawiki.tv/movie/movie_Southland+Tales.html

Allí hay diversos enlaces, en Megavideo o en Toudou. La ví la primera versión cargada en Megavideo, aquella en que se presenta en “una sola pieza”. En este caso la calidad del video es media baja.

http://youtube.com/watch?v=k28FWM9OC5Y para ir a ver en Youtube la escena de Rebekah del Rio, amén de un minuto anterior intrascendente.

4 comentarios to “Cuentos de las Tierras del Sur / Southland Tales”

  1. j said

    -y comparar los personajes de la historia con anarco punks, soy consciente, es ofensivo para los verdadero anarco punks-

    nice…

    gran reseña, amigo. andaré por aquí, comentando, espero.

    (con todo, me diste ganas de ver la peli).

    -j.

  2. Guillermo said

    Un gusto tenerte de visita. Pase cuando guste.
    Y véala.

    Aunque hay cosas mejores que hacer.

  3. Guille, me enteré de tu nueva bitácora y acá venimos a saludar, muy coqueto te ha quedado.

    Realmente me hiciste reir con tu comentario, además veo la caripela del forzudo este y más me hace gracia, personalmente me parece un pésimo actor y como es el caso de Hollywood llevado a actuar en películas que generalmente se precisa un cachito de escuela actoral básica, digamos… para hacer de Rey Escorpión quizás te alcance con la musculatura y quedás bien, pero cuando hay que poner arte The Rock hace agua por todos lados.

    No vi la película y dudo que la vea.

    Un abrazo, saludos y nos leemos.

  4. Guillermo said

    También un gusto que tú hallas estado por acá. Y cuando guste… siempre tengo algo servido.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: