Cine en Línea

sobre calificaciones

celuloidesToda calificación supone un acto de soberbia por parte de quién califica. Pero también toda calificación supone un intento de poner orden en el mundo. Así la actividad de calificar ha de ser abordada con cautela y desición. En ella se ha de tener en cuenta, es que el sentido que se da a las calificaciones brindadas ha de resultar claro para todos. Así que comenzaré por explayarme algo más que en el escueto indicador que se ve en la barra lateral derecha.

La calificación de 5 celuloides -que tomamos de la idea de 5 asteriscos, con los que en mi niñez veía ser calificadas las películas- define una obra maestra. Una película de excelencia más allá de medida. Por ejemplo, “Barry Lyndon” o “2001, Odisea del Espacio”, ambas de Stanley Kubrick

La de 4 celuloides implica una película excelente, pero que no alcanza a constituírse en una obra maestra. No se eleva a la condición de clásico, de modelo según el cuál se puede medir lo bueno y lo malo en otras películas. Para seguir ejemplificando con Kubrick, podría ser el caso de “Naranja Mecánica”. O para elegir un director de otro origen, el de “La Femme d’à côté” de François Truffaut.

Con 3 celuloides marcamos una película muy buena. Eso que es el “cómo” toda película debiera ser hecha. No hay falla significativa, no hay error apreciable. Sin embargo tampoco hay un aliento creativo tan destacado. Para volver a Truffaut, “La Nuit Américaine” podría ser un ejemplo. Y otro bien podría ser “Life and Death“, de Woody Allen -conocida por éstas latitudes como “La Última noche de Boris Grushenko”.

Dos celuloides corresponden a una película que no llega a la cota anterior, si bien algunas cosas en ella son más que atendibles. Con Woody Allen, para seguir enlazando ejemplos, podríamos hablar de “Take the money and Run” (Robó, huyó y lo pescaron), o también de una serie como “Dead like me” (Muerta com yo).

Un celuloide corresponde a una película claramente mala. Tanto que mejor es tender sobre ella un piadoso manto de olvido.

Y sin ningún celuloide calificamos a lo que es ya un despropósito total. Algo así como “Anaconda” una de las peores películas que se hallan hecho.

Por supuesto que con sólo 6 casos para referir calificaciones, dentro de una misma categoría entrarán cosas muy distintas. Pero ello no invalida que tal esquema, por claro y sencillo, se presta a ser entendido por cualquiera.

Finalmente, una palabra para las series. Mientras que una película es en sí una unidad tal que la crítica de la misma resulta evidente… ¿cómo criticar las series? ¿Capítulo a capítulo? ¿Esperamos a que sea levantada finalmente? ¿Al final de cada temporada?

Hasta hace poco la critica cinematográfica no se interesaba en los productos para televisión. Ahora tiende a hacerlo, ya sea porque el nivel de la producción televisiva ha mejorado, ya sea porque la atención de la crítica ha producido la necesidad subjetiva de producir mejores productos para no quedar en evidencia ante el público -me inclino a esta hipótesis, pero ignoro cuál sea la respuesta correcta.

En fin, es éste un terreno resbaladizo. En general tenderé a criticar como unidad una temporada, aunque en ocasiones tome toda la serie, y aunque en ocasiones pueda seleccionar algún capítulo puntual para su análisis.

Fuera de ello, todo es lo mismo.

Ah… me olvidaba…

Documentales y dibujos animados también entran. Pero la publicidad, no.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: